Añade más pescado a tu Dieta: tu salud te lo agradecerá

Añade más pescado a tu Dieta: tu salud te lo agradecerá

El pescado es un alimento muy completo que contiene una alta cantidad de nutrientes básicos. Llevar a cabo una alimentación variada es primordial para cumplir con las demandas de nuestro cuerpo. Incluir este alimento en la dieta, nos aportará una gran cantidad de beneficios para mejorar nuestra salud y lograr alcanzar los objetivos que nos marcamos. El pescado es rico en multitud de vitaminas, minerales, proteínas y ácidos grasos Omega-3.

 

Propiedades nutricionales del pescado

 

Vitamina A: Sirve para mantener en buen estado la salud ocular y de la piel, así como para reforzar el sistema inmunológico.

Vitamina C: Su principal función, además de favorecer al sistema inmunológico, es la producción de colágeno. El colágeno es una proteína responsable de lograr que nuestras articulaciones funcionen correctamente. Lo hace a través de la fabricación de fibras colágenas. Éstas son flexibles y aportan resistencia a nuestros ligamentos y tendones.

Vitamina D: Permite que nuestro cuerpo pueda absorber el calcio de los alimentos.

Vitamina B2 o riboflavina: Favorece la creación de glóbulos rojos y ayuda a metabolizar los aminoácidos, los ácidos grasos y los hidratos de carbono. Resulta esencial para el crecimiento del cuerpo y participa en las reacciones químicas de obtención de energía.

Minerales: Además de la cantidad de vitaminas que nos aporta, el pescado también es rico en minerales. Contiene calcio, fósforo, potasio, sodio, magnesio, hierro, yodo y cloro.

Proteínas: El pescado es uno de los alimentos con un mayor contenido de proteínas, por lo que es muy importante para quienes practicamos ejercicio de forma habitual. Por lo general, tiene un contenido proteico de entre 18% y 20% por 100 g. El bonito, el atún y el boquerón son tres de los pescados con más proteínas, seguidos del salmón y la caballa.

Omega-3: El Omega-3 es un tipo de grasa poliinsaturada, que nuestro organismo no puede generar por sí mismo. Resulta esencial para nuestro cuerpo, por lo que debemos obtenerlo a través de los alimentos. Los ácidos grasos Omega-3 son necesarios para las funciones vitales, ayuda al sistema cardiovascular reduciendo el colesterol y el riesgo de enfermedades. El pescado es fuente de Omega-3, especialmente el pescado azul, como el atún o el salmón.

 

¿Pescado blanco o pescado azul?

 

Sin ninguna duda ambos deben estar integrados en nuestra dieta por su gran riqueza nutricional. Podemos diferenciar entre pescado blanco y pescado azul. La diferencia entre ambos reside principalmente en la cantidad de grasa que contienen. Mientras que el pescado blanco tiene un 2% aproximadamente, el azul oscila entre un 5% y un 10%.

El pescado blanco es de fácil digestión debido a su bajo contenido en grasa. Además, es bajo en calorías por lo que está muy indicado en dietas de adelgazamiento. Por su parte, el pescado azul contiene más proteínas que el blanco. Su grasa es rica en ácidos poliinsaturados, compuesta por, los ya mencionados, ácidos grasos Omega-3.

Algunos ejemplos de pescado azul son el salmón, el atún, caballa, sardina, trucha o pez espada.

Por otra parte, en el pescado blanco podemos encontrar el bacalao, lubina, merluza o mero, entre otros.

COMPARTIR