Beneficios y propiedades de los Langostinos

Beneficios y propiedades de los Langostinos

 

Los langostinos son un alimento que pertenecen a la familia Penaeidae, del género Penaeus y de la especie Monodon, el cual pertenece a su vez al grupo de los mariscos, concretamente de los crustáceos. Aunque suelen ser confundidos con las gambas, lo cierto es que son algo diferentes de las gambas rosadas o grises.

Dada su alta cantidad de proteínas y ricos en diferentes nutrientes esenciales para la salud, los langostinos son un alimento recomendado especialmente para el desarrollo muscular. Los alimentos ricos en proteínas están recomendados durante la infancia, la adolescencia y el embarazo ya que en estas etapas es necesario un mayor aporte de este nutriente. 
 

Propiedades nutricionales de los langostinos

 

Los langostinos son especialmente ricos en diferentes nutrientes esenciales, necesarios para nuestra salud y para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Por un lado, destacan por su altísimo contenido en proteínas, las cuales son necesarias para el correcto crecimiento y desarrollo de nuestro organismo; ricas en agua y bajas en grasas, hidratos de carbono y por tanto en calorías (100 gramos de langostinos aportan apenas 0,80 gramos de grasas y 110 kilocalorías).

Por otro lado, son muy ricos en vitaminas y minerales. Entre las vitaminas podemos destacar:

  • Vitamina B3: participa en el aprovechamiento de la energía que nos aportan las proteínas, carbohidratos y grasas, así como en la producción de hormonas sexuales y síntesis de glucógeno.
     
  • Vitamina B9: importantísima para aquellas mujeres que deseen quedarse embarazadas, ya que previene defectos en la placenta, en el cerebro y en la columna vertebral del feto.
     
  • Vitamina B12: importante en el funcionamiento de las neuronas, así como en la maduración de glóbulos rojos.
     
  • Vitamina E: nutriente esencial muy conocido por sus beneficios antioxidantes. Reduce el efecto de los radicales libres, y además ayuda en la prevención del cáncer.
     
  • Además, también aporta aunque en menores cantidades vitamina B1 y B2.

 

Respecto a su contenido en minerales, podemos destacar la presencia de:

 

  • Magnesio: favorece la transmisión de los impulsos nerviosos, refuerza el sistema óseo y la dentadura, ayuda a mantener estable la presión arterial y protege las paredes de los vasos sanguíneos, actuando como vasodilatador.
     
  • Selenio: estimula el sistema inmunológico y ayuda a proteger nuestro organismo frente a enfermedades cardiovasculares. Además, ayuda a prevenir el cáncer por su acción antioxidante.
     
  • Sodio: aunque fundamental para nuestro organismo, el langostino aporta una gran cantidad de este mineral, por lo que no se aconseja su consumo en hipertensos y personas con problemas de retención de líquidos.
     
  • Hierro: ayuda a prevenir la anemia ferropénica, o a tratarla cuando ya se encuentra presente.

 

 

Valores nutricionales de los langostinos

 

Entre las propiedades nutricionales de los langostinos cabe destacar que tiene los siguientes nutrientes por 100 gramos de producto:

  • 110 Kilocalorías
  • 3,30 mg. de hierro
  • 115 mg. de calcio
  • 0 g. de fibra
  • 221 mg. de potasio
  • 1,10 mg. de zinc
  • 1,50 g. de carbohidratos
  • 69 mg. de magnesio
  • 305 mg. de sodio
  • 215 mg. de fósforo,
  • 185 mg. de colesterol
  • 0,80 g. de grasa
  • 1,50 g. de azúcar 

 

Beneficios del consumo de los langostinos

 

Desde un punto de vista nutricional, no hay duda que los langostinos aportan en cantidades interesantes diferentes nutrientes esenciales para nuestro organismo, y fundamentales –por tanto- dentro de una dieta equilibrada y saludable.

Aporta ácidos grasos omega 3, los cuales aportan beneficios interesantes a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares, a la vez que reducen los niveles altos de colesterol alto y aumentan el colesterol LDL. Además, unidos a su contenido en magnesio, ayudan positivamente a mejorar e incrementar la fertilidad.

Los langostinos apenas aportan grasas e hidratos de carbono, de forma que su consumo está aconsejado en dietas de adelgazamiento.

Por su contenido en hierro ayuda a prevenir la anemia ferropénica. No obstante, por la presencia de mucho sodio, su consumo está contraindicado en personas con hipertensión.

COMPARTIR