Las principales Alergias alimentarias

Las principales Alergias alimentarias

 

Algunos alimentos pueden provocar reacciones adversas en un pequeño porcentaje de la población. Sin embargo, no todos los problemas que causan los alimentos son alergias. Según la Agencia Española de Consumo, seguridad alimentaria y Nutrición (aecosan), cerca del 30% de la población presenta alguna intolerancia alimentaria determinada. En cambio, solamente el 2% de los adultos y un 3-7% de los niños presentan realmente alergias a ciertos alimentos. Por tanto, se puede diferenciar entre alimentos que causan alergias alimentarias y alimentos que causan intolerancias alimentarias. Las alergias provocan una reacción del sistema inmunitario, mientras que en las intolerancias se trata de un problema metabólico y digestivo.

No es lo mismo alergia que Intolerancia

 

En muchas ocasiones confundimos la alergia alimentaria con la intolerancia. No obstante, aunque ambas provocan efectos nocivos en el organismo debido a la ingesta de determinados alimentos, no son iguales.

Las alergias se producen por una respuesta inmunológica alterada a los alimentos, mientras que las intolerancias no intervienen en el sistema inmunológico. Las principales consecuencias de la intolerancia suelen ser alteraciones en la digestión y/o metabolismo a causa de los comestibles.

¿Qué causa las alergias alimentarias?

 

Las alergias alimentarias son una respuesta exagerada del sistema inmunológico por el consumo de un alimento en particular. El tipo de respuesta más frecuente es algún tipo de reacción inmediata, aunque en ocasiones existen respuestas inmunológicas que se manifiestan más tarde y suelen ser cutáneas (como la dermatitis atópica) o digestivas.

Las alergias alimentarias aparecen debido a que se produce un fallo en la tolerancia inmunológica por factores como la carga genética de las personas, el estado de la barrera de la mucosa intestinal, la edad, la cantidad y la forma de presentación del alimento, entre otros…

En las circunstancias en las que falla la tolerancia, el sistema inmunitario produce una respuesta de anticuerpos IgE frente a los alimentos. En ese momento se produce la liberación de la histamina y de otras sustancias inflamatorias que son las responsables de que aparezcan las reacciones alérgicas.

Los principales síntomas ante una alergia son:

  • Reacciones cutáneas como la urticaria
  • Reacciones mucosas como la rinitis
  • Reacciones digestivas como dolor abdominal, náuseas, vómitos, etc.

Estas son las reacciones comunes, pero en determinados casos, la reacción alérgica puede ser grave, incluso llegando a provocar la muerte por shock anafiláctico: sensación de ahogo y opresión en la garganta, dificultad para respirar, etc.

Las principales alergias alimentarias

 

El sector de la distribución alimentaria y la restauración debe concienciarse de la importancia de los alérgenos. Todas las empresas tienen que ser responsables e informar correcta y verazmente de los ingredientes que contienen sus productos, menús, etc. Los comensales y compradores tienen derecho a conocer cada uno de los ingredientes para evitar alergias.  Actualmente en cumplimiento del Reglamento 1169/2011 del Parlamento Europeo, todas las etiquetas de cada uno de los productos que ponemos a la venta, tanto envasados como a granel, informan específicamente de 14 alérgenos los siguientes 14 alérgenos: Crustáceos, pescado, cereales con gluten, mostaza, sulfitos, cacahuetes, frutos secos, apio, sésamo, huevos, lácteos, altramuces, moluscos y soja.

  1. Apio: Incluye los tallos, raíces y semillas. Además puede encontrarse en los condimentos con sal de opio, ensaladas y algunos productos cárnicos, salsas.
  2. Cacahuetes y frutos secos pueden encontrarse en harinas, en diferentes tipos de pan, pasteles, pasta. Además de en galletas, chocolates y bollería
  3. Cereales con  gluten: Incluye el trigo, espelta, centeno, cebada, avena. Además podemos encontrarlos en otros alimentos elaborados con harina, levadura o en productos para hornear como pan, masas, tartas y también en productos cárnicos y salsas.
  4. Crustáceos: Incluye cangrejos, langosta, gambas, langostinos, cigalas…Además se puede encontrar en salsas, cremas o platos preparados.
  5. Moluscos: mejillones, almejas, ostras, berberechos…y en salsas y platos preparados con pescado.
  6. Mostaza: puedes encontrarla en semillas, en marinados, salsas, aliños para ensalada, sopas y productos cárnicos.
  7. Pescado: Además de en el pescado también en derivados y en salsas, aliños y cubos de sopa.
  8. Soja: Además de las semillas, también en los postres, helados, productos cárnicos, pasta.
  9. Leche: lácteos y sus derivados, nata, queso, leche en polvo, yogures y en sopas, salsa.
  10. Altramuces: Además de en las semillas y harina se puede encontrar en el pan, pasteles y pastas.
  11. Huevos: Además de en los huevos y productos lácteos se pueden encontrar en tartas, mayonesas, pasta, salsas preparadas, …
  12. Sulfitos. Se utilizan como conservantes en crustáceos, frutas, productos cárnicos, vegetales, refrescos, vino y cerveza
  13.  Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo

 

En Hiperxel estamos comprometidos con todos nuestros clientes

 

En las tiendas Hiperxel podrás encontrar en cada uno de nuestros productos información detallada acerca de los alérgenos que contienen. Además, ante cualquier tipo de duda, el personal de nuestras tiendas te podrá ampliar toda la información relativa a las características de los productos que vendemos.

Además, estamos desarrollando una gama especifica de productos para celíacos, con alternativas apetecibles en precocinados y platos preparados especialmente seleccionadas por su calidad y sabor ¡Tú nos Importas!

COMPARTIR