Alimentos que no pueden faltar en tu congelador

Alimentos que no pueden faltar en tu congelador

Aunque cada vez es menos frecuentes, todavía hay muchas personas que renuncian tomar alimentos congelados porque consideran que son menos nutritivos que los alimentos fresco. Sin embargo, en diversas publicaciones en este blog y también en las redes sociales de Congelados Hiperxel hemos explicado que no es así, e incluso cada vez más dietistas nutricionistas, asegruan que esa creencia es un mito. Muchos aliementos congelados son tan nutritivos como los alimentos frescos porque su versión fresca fue congelada inmediatamente después de recolectarlos en lugar de conservarse días y días en la nevera, y se hace con procedimientos adecuados para evitar la pérdida de nutrientes y que se vean afectadas las propiedades organolépticas de modo que su textura y sabor pueden verse alterados. 

A día de hoy,  muchos alimentos congelados son beneficiosos desde el punto de vista de la salud pero, además, nos hacen la vida mucho más fácil. 

¿Qué grupos de alimentos no deben faltar nunca en tu congelador para una dieta sana y equilibrada?

 

Verduras 

Las verduras son uno de los grupos de los alimentos congelados que no pueden faltar en nuestra dieta y que sí son saludables congelados, siempre que no contengan conservantes añadidos, y sean congelaados rápidamente tras haber sido recolectados. Tanto el brócoli como la zanahoria congelados presentan niveles más altos de vitamina C que sus homólogos frescos, así que definitivamente deberías añadirlos a tu cesta de la compra si quieres comer saludable pero no tienes mucho tiempo para cocinar. Pero ocurre lo mismo con las judías, los pimientos, las cebollas...

Frutas

Hasta no hace mucho tiempo hablar de frutas congeladas paraceía una barbaridad, pero cada vez nos encontramos con más clientes que las demandan. Supone todo un acierto tenerlas en el congelador, incluso ya cortadas. Fresas, mangos, piña, frutos rojos... Y sí, son saludables. Si te da pereza eso de tener que cortar y pelar la fruta, sin duda son un buen recurso para tomarlas ya y con las mismas propiedades que las frescas. Y con la ventaja añadida de que puedes disfrutarlas fuera de temporada.

Pescados y mariscos

Podemos decir que no hay dieta saludable y equilibrada en la que falte el pescado. Fantástica fuente de proteínas, vitaminas y minerales, por no hablar de su escaso aporte de calorías, lo que lo convierte en protagonista de cualquier dieta de adelgazamiento. Si recurrimos al congelado, siempre lo tendremos a mano listo para una comida o cena saludable. El pescado congelado conserva todas sus propiedades y tiene una ventaja añadida con respecto al fresco, y es que eliminamos de este modo la posibilidad de que contenga anisakis. Otro gran punto a su favor es que ni siquiera hay que limpiarlo. Lo único que tienes que hacer es acordarte de descongelarlo el día anterior en la nevera.

Otro alimento que no puede faltar en el congelador es el marisco también nos aporta proteínas de calidad y en ocasiones se cocina en menos tiempo. Siempre es recomendable tenerlo a mano para preparar, por ejemplo, deliciosos salteados de gambas, guisos, arroces, caldos, consomés...

Pero es importante tener muy presente que no es lo mismo consumir alimentos congelados en casa que consumir alimentos que compramos ya congelados.

Por comodidad, por salud, por seguridad alimentaria y economía, opta por comprar alimentos ya congelados en el momento de su recolección.

 

 

COMPARTIR