Cómo practicar deporte en casa

Cómo practicar deporte en casa

Hoy más que nunca debemos recordar la importancia de las rutinas en el día a día. Lo primero que tenemos que pensar es cómo nos vamos a organizar

Seguramente los adultos querremos levantarnos antes que los niños para tratar de cumplir con nuestras responsabilidades, por tanto no está de más dedicarnos unos minutos de autocuidado, meditar o hacer alguna rutina de ejercicios.

 

Adapta tu entrenamiento a tu hogar:

Hay mil formas de poder entrenar y mil rutinas diferentes para poder hacer. Por eso, vamos a intentar ayudaros para que no perdáis el hábito de hacer ejercicio.

Cama:

Colócate delante de esta superficie donde poder apoyar tus brazos y realiza sentadillas con la espalda completamente recta, tocando con el trasero en el suelo. También puedes tumbarte boca arriba en el suelo con una esterilla, piernas flexionadas y brazos estirados hacia el techo. Con un balón medicinal bajar las manos sin mover los codos. También puedes colocarte de pie y con mancuernas o con botellas de agua de 1,5/2 litros levantar las manos hasta los hombros sin mover los codos.

Escalón de una escalera:

Es la mejor opción para usarlo como step. Coloca uno de tus pies en el escalón, y tú justo delante. Realiza una sentadilla normal. Si colocas peso en tus manos, notarás mayores resultados.

Cinta elástica:

Para poner tu figura en orden, es fundamental encontrar el momento para llevar a cabo ciertos ejercicios que nos ayudarán a lograr nuestro objetivo. En ese caso, la cinta elástica te permitirá tonificar varias partes de tu cuerpo. Al ser un accesorio pequeño sin apenas peso lo podrás llevar en el bolso a cualquier parte y lugar para realizar tu rutina de entrenamiento en tus pequeños ratos libres.

Yoga:

Es una buena oportunidad para comenzar en el yoga, dado que se trata de una actividad que proporciona paz interior, reduce la ansiedad y mejora la calidad del sueño, alivia tensiones musculares y los dolores crónicos posturales, mejora la flexibilidad, fortalece los músculos y los huesos, proporciona mayor conciencia y favorece la capacidad de concentración, entre otras cosas.

 

COMPARTIR