El Pescado aporta proteínas y además nutre el cerebro

El Pescado aporta proteínas y además nutre el cerebro

Una alimentación saludable y equilibrada que brinde beneficios para la salud, requiere de gran variedad de alimentos, con abundante fibra y baja ingesta de grasas. Dentro de la selección de alimentos debe encontrarse el pescado. Un alimento apto para todas las edades, de fácil digestión.

El pescado tiene un valor nutritivo excelente, proporciona proteínas de gran calidad y una amplia variedad de vitaminas y minerales, como las vitaminas A y D, fósforo, magnesio, selenio, y yodo en el caso del pescado de mar. Sus proteínas -como las de la carne- son de fácil digestión y complementan favorablemente las proteínas cotidianas aportadas por los cereales y las legumbres que se suelen consumir en muchos países en desarrollo.

Los expertos coinciden en que, aun en pequeñas cantidades, el pescado puede mejorar considerablemente la calidad de las proteínas que se consumen a diario, al aportar los aminoácidos esenciales que suelen ser pocos en la alimentación predominantemente vegetariana.

Las grasas de algunos pescados proporcionan mejor que ningún otro alimento el tipo de grasa vital para el desarrollo normal del cerebro en los niños por nacer y en los recién nacidos. Sin una cantidad adecuada de esos ácidos grasos, no se da un desarrollo normal del cerebro.

Ácidos grasos omega-3 de cadena larga (EPA y DHA):

Hay evidencias científicas convincentes de los beneficios para la salud derivados del consumo de pescado, y asociadas a la ingesta de ácidos grasos omega-3 de cadena larga:

• Reduce del riesgo de muerte por enfermedad coronaria, de modo que contribuyen al funcionamiento normal del corazón

• Mejora del desarrollo neurológico en los lactantes y niños pequeños cuando el pescado es consumido por la madre antes y durante el embarazo

• El ácido docosahexaenoico (DHA) contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro.

• El DHA contribuye al mantenimiento de la conservación de la visión en condiciones normales

Proteínas:

• Las proteínas contribuyen a aumentar y mantener la masa muscular.

• Contribuyen al mantenimiento de los huesos en condiciones normales.

Minerales:

• El calcio contribuye a la coagulación sanguínea normal, al metabolismo energético normal, al funcionamiento normal de los músculos y de la neurotransmisión, al funcionamiento normal de enzimas digestivas, al proceso de división y diferenciación celular, y al mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales.

• El fósforo contribuye al metabolismo energético normal, al funcionamiento normal de las membranas celulares, al mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales.

• El hierro contribuye a la función cognitiva normal, el metabolismo energético normal, la formación normal de glóbulos rojos y de hemoglobina, el transporte normal de oxígeno en el cuerpo, el funcionamiento normal del sistema inmune, disminuye el cansancio y la fatiga.

• El magnesio contribuye a disminuir el cansancio y la fatiga, al metabolismo energético normal, al funcionamiento normal del sistema nervioso, al funcionamiento de los músculos, a la síntesis proteínica normal, a la función psicológica normal, al mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales y al proceso de división celular.

• El manganeso contribuye al metabolismo energético normal, al mantenimiento de huesos y a la función normal del tejido conectivo.

• El potasio contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso, músculos, y al mantenimiento de la tensión arterial normal.

• El selenio contribuye a la espermatogénesis normal, al mantenimiento de cabello y uñas en condiciones normales, al funcionamiento normal del sistema inmune, a la función tiroidea normal, y a la protección de las células frente al estrés oxidativo.

Vitaminas:

• La niacina (vitamina B3) contribuye al metabolismo energético normal, a la función psicológica normal, al mantenimiento de piel y mucosas en condiciones normales, y a disminuir el cansancio y la fatiga.

• Las Vitaminas B6 y B12 contribuye a la síntesis normal de cisteína, al metabolismo energético normal, al funcionamiento normal del sistema nervioso, del sistema inmune y al de formación de glóbulos rojos, homocisteína, metabolismo normal de las proteínas y el glucógeno, contribuye a la función psicológica normal, y a disminuir el cansancio y la fatiga.

COMPARTIR