INGREDIENTES

INGR. PARA 4 PERSONAS (90 MINUTOS)

  • 8 vieiras limpias con media concha
  • 8 langostinos argentinos
  • 2 láminas de hojaldre
  • 2 cucharaditas de ajo picado
  • 200 g de cebolla picada
  • 200 g. puerro picado
  • 2 cucharadas de perejil
  • 100 ml de vino blanco
  • 40 g de harina
  • 150 ml de leche
  • 1 huevo
  • Aceite de oliva
  • Sal

ELABORACIÓN

1.- Descongelamos las vieiras y los langostinos de forma gradual en el frigorífico. Los retiramos del congelador 8 horas antes de prepararlos y dejamos que se vaya descongelando el producto lentamente dentro del frigo en un recipiente con rejilla y tapado.

2.- Limpiamos los langostinos retirándoles las pieles y la cabeza. Reservamos la carne y sofreímos las pieles y cabezas en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva.

3.- Cocinamos 5 minutos removiendo de vez en cuando y añadimos el vino. Seguimos cocinando 5 minutos más hasta que se haya evaporado el alcohol. Añadimos abundante agua a la cazuela con las pieles, salamos ligeramente y cocemos durante unos 15 minutos. Colamos el caldo y lo reservamos.

4.- Mientras preparamos el caldo, limpiamos la carne de los langostinos retirando su tripa. Para ello hacemos una incisión a lo largo del lomo y retiramos la víscera. Reservamos.

5.- En una cazuela, calentamos un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté caliente, añadimos los ajos, la cebolla y el puerro cortados, sin descongelar. Inicialmente será necesaria una temperatura alta para conseguir que se evapore el agua del congelado lo antes posible. Removeremos de forma constante para evitar que se queme. Cocinamos la verdura hasta que esté bien pochada.

6.- Una vez que tenemos listas las verduras, añadimos las vieiras y los langostinos troceados y cocinamos durante 2 o 3 minutos.

7.- Agregamos la harina y la cocinamos durante unos minutos antes de incorporar el caldo de langostinos que tenemos reservado, unos 250 ml, y la leche. Removiendo ligeramente, cocinamos durante 7 u 8 minutos a fuego medio hasta que tengamos una crema ligera. Comprobamos el punto de sal.

8.- Extendemos las planchas de hojaldre sobre un papel vegetal y las trabajamos ligeramente con un rodillo. Con la concha de la vieira como plantilla, recortamos lo que serán las tapas de nuestras vieiras. Rellenamos las conchas con la crema, espolvoreamos con perejil picado y cubrimos con el hojaldre.

9.- Pinchamos con un tenedor cada tapa de hojaldre y la pintamos con el huevo batido. Horneamos a 200º C durante unos 25 minutos, hasta que tengamos una superficie dorada.

VIEIRAS RELLENAS EN HOJALDRE

VIEIRAS RELLENAS EN HOJALDRE

COMPARTIR