5 Beneficios de consumir carne de cerdo

5 Beneficios de consumir carne de cerdo

 

La carne es un alimento que está presente en nuestra dieta cotidiana, siendo una de las principales fuentes de proteínas.

La carne de cerdo ocupa un lugar destacado en nuestra alimentación debido a sus características nutricionales y a su tradición gastronómica. Recientemente la Unión Europea la ha denominado como carne blanca, y en este artículo vamos a resumir algunos de los beneficios de la carne magra de cerdo.

 

Es rica en vitaminas

Es una excelente fuente de vitaminas tipo B, principalmente tiamina (B1), niacina (B3) y Vitamina B12.

La tiamina contribuye al funcionamiento normal del corazón y ayuda al metabolismo de grasas, carbohidratos y proteínas.

La niacina es fundamental para el crecimiento, además, mantiene en buen estado el sistema nervioso, mejora el sistema circulatorio y ayuda a mantener una piel sana.

La Vitamina B12 contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

 

Es rica en minerales

Contiene minerales como hierro, zinc, potasio y fósforo que fortalecen los huesos y generan energía en las células.

El hierro contribuye al desarrollo cognitivo normal de los niños.

El zinc es esencial  para el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

El potasio contribuye al mantenimiento de una presión arterial normal.

El fósforo es fundamental para el crecimiento de los huesos y los dientes.

 

Ayuda a controlar el nivel de colesterol

La carne de cerdo es rica en grasas monoinsaturadas y ácido oleico, que ayuda a mantener unos niveles adecuados de colesterol HDL (bueno) y a bajar los niveles de colesterol LDL (malo).

 

Es ideal para dietas de reducción de peso

Contiene poca grasa y si se cocina a la plancha o a la parrilla, es ideal para mantener una alimentación sana y perder peso sin incluir riesgos en la alimentación.

 

Tiene un alto valor nutritivo

Su alto valor nutritivo la convierte en un producto muy adecuado para el consumo de toda la familia, además, es ideal en todas las fases de crecimiento, su consumo está recomendado tanto para niños, como adolescentes y ancianos.

COMPARTIR