Consejos para mejorar vuestros platos de pescado

Consejos para mejorar vuestros platos de pescado

En Hiperxel siempre queremos ayudaros a que tengáis mayor éxito en cada plato que cocináis, con recetas originales y sabrosas, técnicas y trucos para ahorrar tiempo en la cocina y por supuesto, consejos para que podáis aprender cómo trabajar mejor el pescado en la cocina y facilitaros la tarea cuando queráis hacer pescados al horno, a la plancha o en fritura, etc.

Los pescados son ingredientes fundamentales en la dieta y son tan versátiles que podemos disfrutarlos en numerosas preparaciones. Las recetas de merluza, de salmón y las de otros pescados como la caballa, el gallo, el rape, etc. pueden ser platos excepcionales y riquísimos si se trabajan de una forma correcta. Hoy en Hiperxel os contaremos algunos trucos para que estos pratos sean más sabrosos y podáis impresionar a familiares o amigos. ¿Empezamos?

Todo lo necesario para mejorar vuestros platos de pescado

 

Retirar las escamas: No hay nada peor que probar un plato de pescado y encontrar escamas., por lo que es recomendable eliminar las escamas (si las tuviera). Para ello, podemos seguir los siguientes pasos:

  1. En primer lugar debemos de poner el pescado en una bolsa grande de plástico, y con ayuda de unas tijeras, cortar y retirar las aletas.
     
  2. Quitar las escamas de pescado con ayuda de un descamador  utilizándolo normalmente, en el sentido contrario de las escamas.
     
  3. Retirar el exceso de escamas que queden sobre el pescado con un paño de cocina limpio.
     
  4.  Repetir la operación por el otro lado del pescado.
     

Claro, algunas escamas se salen de la bolsa inevitablemente, pero la mayoría quedan dentro y se ensucia menos la cocina, también olerá menos a pescado y se limpiará más rápido y con facilidad.

Mejorar la presentación del pescado: Para abrir las piezas de pescado longitudinalmente, o para cortar las cabezas si queremos presentar los pescados más limpios, nos vendrán muy bien unas tijeras para pescado que nos permitirán dejar nuestras recetas de pescado impecables. A veces una buena presentación, con un pescado correctamente cortado, hará que la percepción de dicho plato aumente, haciendo que incsoscientemente nos sepa mucho mejor.

Pescados más jugoso: Si queréis hacer un pescado en sus jugos utilizando el horno, una besuguera de acero inoxidable válida para inducción y horno será vuestra solución. Aunque se llame besuguera, es apta también por supuesto para lubinas, doradas o cualquier otra receta de pescado al horno que se os antoje.

Para los que disfrutéis haciendo pescados a la brasa o a la parrilla, un utensilio imprescindible es la jaula o parrilla para hacer el pescado y darle la vuelta cómodamente

Para hornear el pescado, qué mejor que usar un juego de fuentes especiales para pescado, que permitirá que asemos pescados de una forma correcta, pudiendo preparar en ellas lomos, pescados pequeños o medianos. 

Si optais por las frituras de pescado, un harinador de plástico es ideal para evitar que los pescados nos queden con exceso de harina. Vuestras recetas de chopitos o puntillitas, calamares a la romana o boquerones fritos no volverán a quedar igual.

Emplatar el pescado: Para sacar el pescado bien escurrido y sin nada de aceite, recomendamos una araña o espumadera china que es ideal también para croquetas y otras frituras. Para emplatar, os recomendamos los siguientes pasos:

  1. Calentar el plato: Antes de preparar tu plato es necesario calentarlo ligeramente. No sólo va a retener mejor el calor de los ingredientes, sino que además los puedes decorar sin prisas. Para calentarlos no hay nada mejor que los módulos de calentamiento, pero también puedes hacerlo en el horno y en el horno microondas. Si te decantas por el microondas te sugerimos que humedezcas primero los platos ligeramente con agua fría y luego caliéntalos unos minutos en el microondas. Sécalos y ya los tienes listos para emplatar. Si eres de los que prefieres calentarlos en el horno, colócalos 10 minutos a 80°C.
     
  2. Céntrate en el ingrediente principal En el teatro, como en la cocina, siempre hay un ingrediente principal. En nuestro contexto, debemos de poner el pescado cuidadosamente dispuesta en el centro del plato. El segundo acto está cargado de alimentos ricos en almidón como las patatas, pasta o arroz que acompañan al pescado.  Las verduras proporcionan la reverencia final entorno al ingrediente principal. Y no olvides, lo interesante es agregar volumen al plato combinando diferentes ingredientes entre sí.
     
  3. La comida entra por la vista: la importancia de los colores.​ Jugar con el contraste de los colores realza más el plato. Piensa en asociaciones clásicas como rojo y verde, amarillo y púrpura, o incluso azul con naranja. El éxito de un plato obviamente no se basa en los colores, sino que también tiene en cuenta la forma y la textura. Congelados, crujientes, suaves, líquidos…. busca crear combinaciones para añadir armonía a tu plato.
     
  4. La creatividad en la salsa​ El tiempo en donde la salsa se servía a un lado dispuesta en un cuenco o recipiente especial, ha pasado a mejor vida. Ahora, las salsas y aderezos forman parte intrínseca del propio plato. No sólo aportan sabor al plato, sino que le dotan de un aspecto de modernidad. Para presentar la salsa que acompaña el plato es importante la creatividad. Se puede decorar, por ejemplo, colocando puntos de salsa usando la manga pastelera o un biberón de cocina. Los aros de cocina también son nuestros aliados. Coloca el aro en el centro del plato y dispensa la salsa con una cuchara por el interior del aro realizando un semicírculo.

 

Con estos consejos, te aseguramos que triunfarás en tu próximo plato de pescasdo. Ahora.... ¡A Practicar!

 

 

 

COMPARTIR